¡Quiero un bebé! ¿Será demasiado tarde? Iguala De La Independencia GR

Si quieres un bebé y tiene los síntomas de la peri- menopausia, o usted es mayor de 40 años y ha estado tratando de quedar embarazada durante tres meses sin éxito, usted debe visitar a su ginecólogo.

Compañías Locales

General De Seguros
744.487-2438
Av. Universidad No. 12 2 Piso
Acapulco, GR
La Costera Gilra,
742.425-1150
Enrique Angon 2
Tecpan De Galeana, GR
Banquetes Del Pacifico
744.484-3218
Martin Alonso Pinzon 4 S/N
Acapulco, GR
Reina Noriega Fernando Dr.
744.487-7180
La Nao 1809 No. 1102
Acapulco, GR
Charly Sound
744.486-3028
Saltillo 23
Acapulco, GR
Asesores Integrales S. C.
744.481-0525
Virgilio Uribe No. 285
Acapulco, GR
Hotel Mina
744.489-2167
Mina 3
Acapulco, GR
Hotel Y Restaurant Cuauhtemoc
747.472-3223
Aleman 14 No. S/N
Chilpancingo, GR
Productos De Limpieza Nisi
747.471-0002
Av Ignacio Ramirez 15
Chilpancingo, GR
Lic. Vicente Garcia Martinez Y Asociados
461.615-8191
Quintana Roo No. 942
Celaya, GR

Su matrimonio está tranquilo, su vida laboral está bajo control y ahora quiere tener un bebé, o posiblemente un segundo o tercer hijo. Pero usted ya tiene más de 35 años. ¿Cuáles son sus probabilidades de concebir?

No hay una sola respuesta a esa pregunta porque las mujeres difieren biológicamente, dice la Dra. Miriam Greene, profesora asistente de obstetricia y ginecología en el New York University Medical Center en la ciudad de Nueva York. "Generalmente, cuando alcanzas la edad de 42 años, tus posibilidades de concebir son del diez por ciento", dice.

Esto se debe a que las mujeres en los 40 y los finales de los 30 años entran en la peri-menopausia, la etapa que precede a la menopausia durante el cual sus huevos empiezan a envejecer y los niveles de estrógeno (la hormona que ayuda a crear los huevos) comienzan a descender. Los síntomas incluyen períodos irregulares (anterior a la normal de 28 días); períodos que son más pesados de lo habitual, y que implican períodos de manchas en lugar de un flujo regular. Calenturas también puede ocurrir durante esta etapa.

Pero eso no significa que usted debe verse desalentada acerca de la posibilidad de quedar embarazada, dice la Dra. Greene: "A menos que usted se encuentre en la menopausia - lo que significa que no ha tenido un período por un año entero y los análisis de sangre confirman la falta de estrógeno - hay medidas que se pueden tomar para hacer más fácil que usted pueda concebir”.

Si quieres un bebé y tiene los síntomas de la peri- menopausia, o usted es mayor de 40 años y ha estado tratando de quedar embarazada durante tres meses sin éxito, usted debe visitar a su ginecólogo. Su médico debe revisar su patrón de ciclo menstrual en los últimos meses, obtener su historia médica completa y hacerle un profundo examen físico para obtener una serie de pruebas. Uno de ellos es la prueba FSH abreviada con sus siglas en inglés (hormona folículo-estimulante). FSH es una hormona que le manda señales a su cuerpo para crear huevos.

Su médico debe también probar su estrógeno y progesterona. Es mejor hacerse todas estas pruebas en el segundo o tercer día de su ciclo menstrual, porque los resultados son más exactos en ese momento. También querrá hacerse pruebas de alteraciones metabólicas - como el hipotiroidismo y la diabetes - que pueden obstaculizar su capacidad de quedar embarazada. Si las pruebas hormonales muestran que usted no está en la menopausia y todo lo demás parece normal, se tienen que hacer pruebas a los espermatozoides de su pareja, que deben de ser revisados.

En caso de contar con un esperma es normal y las pruebas demuestran que usted no está aún en la menopausia, le pueden recetar inyecciones de hormonas que aumentan sus posibilidades de quedar embarazada, dice la Dra. Greene. Si usted queda embarazada, pueden darle hormonas para prevenir un aborto involuntario durante el primer trimestre, el momento en que usted está más vulnerable a sufrir una pérdida.

Si las medidas anteriores no funcionan, puede considerar la posibilidad de visitar una clínica de fertilidad que le proporcione los huevos donados que luego son implantados en el útero (un procedimiento de fecundación in vitro).