Temas > Hogar >

Aislamiento de ventanas

Los propietarios de casas que disponen de tiempo para asegurarse de que estas, sean tan resistentes como sea posible al clima; prestan mucha atención al aislado de puertas y ventanas como una forma a reducir significativamente los costos de calefacción o aire acondicionado.


1. ¿Qué es el aislamiento de ventanas?

Este, es el proceso de eliminar cualquier fisura, grieta o filtración alrededor de las ventanas, para que el aire del exterior no entre a la casa, ni el aire del interior de la casa se escape hacia afuera. El aislar de manera óptima un hogar, le garantiza al propietario el poder enfriarlo o calentarlo de manera eficiente, utilizando las cantidades mínima de recursos en estos procesos.

Las reparaciones necesarias para aislar ventanas, no son una tarea difícil; una vez que el propietario de una casa aprende a aplicar el método adecuado, él o ella puede realizarla por sí mismo, sin tener que depender de costosos contratistas. Aislar ventanas toma muy poco tiempo y un mínimo esfuerzo, aparte de esto, el ahorro derivado de efectuarlo por si mismo es muy valioso con relación a las pocas horas de trabajo que se invierten para hacer las reparaciones necesarias.

2. Los beneficios de aislar ventanas por sí mismo

La tarea de aislar una ventana, es algo que puede ser muy fácilmente aprendido aún por un neófito en esta materia y sin ninguna experiencia previa. El proceso de aislar las ventanas puede ayudar a reducir hasta en un quince por ciento la factura anual en calefacción, por lo que es realmente valioso aprender este oficio. Además del ahorro significativo en las facturas, un aislado hecho de manera correcta maximiza la relación entre el costo y la efectividad en el enfriamiento de un hogar.

El aislar las ventanas de un hogar, de hecho aumenta el nivel de comodidad en el interior de este. Durante los meses de invierno, si a las ventanas se le han hecho las reparaciones adecuadas para aislarlas, impide el paso de rachas de viento frío, mientras tanto en los meses de verano, el aislamiento sirve de apoyo a los sistemas de aire acondicionado, permitiendo que el aire frío del interior de la casa no se escape y detiene el acceso del aire de mayor temperatura del exterior hacia el interior de la casa.

3. Beneficios adicionales del aislamiento

La mayoría de los propietarios de viviendas, utilizan el aislamiento como una forma de ahorrar dinero en el costo de refrigeración y/o calefacción de estas. Son pocos los propietarios que consideran los beneficios adicionales derivados del aislamiento de ventanas. En primer lugar, los propietarios pueden de forma real reducir el número de enfermedades que afectan a las personas que viven en su hogar, ya que durante el invierno las ráfagas de aire frío se mantienen afuera de la casa. Además, para aquellas personas que requieren un ambiente limpio para respirar, como los asmáticos, la aplicación de aislante en las ventanas resulta muy beneficiosa.

Las reparaciones realizadas para aislar correctamente una ventana, pasa por llenar todas los espacios, ranuras o grietas por las que pasa el aire cuando la ventana esta cerrada, simultáneamente ayuda a reducir la cantidad de ruido exterior que entra en la casa. El aislamiento, también sirve como medida correctiva para aquellas viejas ventanas que chillan o rechinan debido a las grietas existentes en estas.

4. Materiales y herramientas necesarias para aislar ventanas

La mayoría de las herramientas que se requieren para hacer estas reparaciones, es muy posible que se encuentren disponible en casa. Sí el propietario de la casa no posee todas las herramientas o materiales requeridos una simple visita a la ferretería local bastara. Para iniciar el proceso de aislar ventanas se debe poseer al menos un mínimo de materiales, por ejemplo el burlete acanalado en V que se ajuste a su ventana, clavos de acabado sin cabeza, una navaja, un martillo, una cinta métrica para hacer las medidas correctamente y sobre todo, la espuma aislante autoadhesiva.

A pesar de que la lista de instrumentos necesarios, puede ser un poco extensa, la mayoría de estos se encuentran en casi cualquier hogar, aparte de esto, el costo de las herramientas y materiales que se deben comprar serán bajo, en relación al ahorro que se puede obtener en las facturas de calefacción y electricidad.

Es preferible, realizar las tareas de aislamiento de ventana durante épocas del año, en las que el clima es más cálido, justo antes del inicio del invierno. Se recomienda que estas tareas se realicen para finales del otoño, pero el aislamiento de ventanas en teoría se puede llevar a cabo en cualquier momento del año de ser necesario.

Antes de iniciar la tarea del aislamiento de las ventanas, el propietario de la casa debe tener claro que cantidad de materiales requerirá, especialmente en relación a la espuma aislante autoadhesiva. Estas cantidades se pueden calcular, midiendo el área total de las ventanas que han de ser reparadas, se suman todas las ventanas y se agrega al total estimado un quince por ciento extra; este quince por ciento extra, permite tener cierta holgura en cuanto al material en caso de errores en el cortado o algún error en el calculo inicial del mismo.

5. Técnicas para el aislamiento de ventanas

Se recomienda, que antes de iniciar los trabajos de aislamiento se debe limpiar completamente las ventanas y eliminar todos los residuos de polvo y suciedad. El umbral, el marco y la jamba de la ventana deben quedar limpios, para que de esta manera la espuma aislante se adhiera correctamente a la ventana. Los restos de polvo y suciedad hacen que la espuma se adhiera de manera muy superficial, causando que esta se desprenda de manera prematura de la ventana dejando expuestas cualquier ranura o grieta. Luego de limpiar la ventana, se debe dejar un tiempo prudencial para que esta seque, ya que la humedad tendría el mismo efecto que la suciedad en el aislante.

El cómo se debe realizar el proceso de aislamiento dependerá del tipo de ventana que se posea. El conocer acerca de los diferentes tipos de ventanas existentes será mucha utilidad. Una vez que las ventanas estén limpias y secas, se deberá cortar el material de espuma aislante del largo correcto para sellar las ventanas; en este proceso la cinta métrica será mucha utilidad para medir las ventanas y la cantidad de material requerido antes de ser cortado. Dado que la espuma posee en una de sus caras un material autoadhesivo, para instalarla solo deberá de retirar la película que protege este material e instalar la espuma en el área deseada mientras se presiona la espuma contra la superficie en la que esta estará adherida, para asegurar que se fije de manera correcta.

En el caso del burlete acanalado en V, este se usará en las ranuras interiores de la ventana donde esta se desliza, en las áreas conocidas como el marco y la jamba de la ventana. El burlete, deberá ser cortado aproximadamente una pulgada más largo que el área en la que será instalada, este luego será asegurado en la ventana con los clavos sin cabeza. Es necesario que la persona que realice el proceso de aislamiento, se asegure que el burlete se fije de manera ajustada contra el marco de la ventana; esto garantizará que el aire no pase a través de grietas que puedan existir en la ventana, pero de igual manera permitirá que la ventana pueda ser abierta y cerrada sin ninguna dificultad.

6. Materiales disponibles para el aislamiento

Materiales a base de esponja y espuma no son los únicos disponibles para el aislamiento de ventanas. También se pueden utilizar aislantes hechos a base de madera, metal, felpa y vinilo. En términos de costos los materiales de felpa, esponja y espuma son más accesibles, pero estos requieren ser reemplazados con mayor frecuencia y estos eventualmente, en el tiempo pueden ser más cotosos debido a su corta vida útil. Si lo que de verdad se desea es maximizar el rendimiento de su inversión en aislamiento, se recomienda utilizar materiales más costosos pero que son mucho más duraderos.

El vinilo, es el material más común y más utilizado en este tipo de tareas. La principal razón para que este sea tan popular es la resistencia del material al agua, la humedad y al clima. De todos los materiales disponibles en el mercado para realizar aislamiento de ventanas, el vinilo y el metal son los más resistentes y duraderos.

7. Consejos para el aislamiento de ventanas

Primero que todo, se recomienda calcular muy bien la cantidad de materiales requeridos para el aislamiento, antes de iniciar las reparaciones. Ya que puede ser muy inconveniente el tener que detenerse a la mitad del trabajo, solo para tener que comprar más materiales. Siempre se debe de comprar un poco más del material requerido como una medida precaución, que le permitirá tener materiales suficientes para realizar el aislamiento de manera óptima.

Las ventanas limpias, son el mejor tipo de ventanas para aislar. Definitivamente las ventanas limpias hacen el trabajo de aislar más atractivo, ya que facilitan el mismo. El material aislante se adherirá mejor a la venta una vez que esta haya sido limpiada con un poco de agua tibia y jabón. Es necesario que la ventana también sea enjuagada completamente, para que no quede ningún residuo de jabón y de igual forma esta deberá estar completamente seca antes de empezar a hacer cualquier tipo de reparación. Se recomienda, una vez que las ventanas estén limpia, se les de más o menos una hora de tiempo para que estas sequen por completo, antes de empezar a trabajar en ellas. Este tiempo puede ser utilizado para realizar medidas y cortes del material, de forma que se ajusten a la medida de las ventanas. Este tiempo, también permite poder organizar sus herramientas y materiales antes de iniciar el trabajo de aislamiento.

Algunas veces la espuma aislante se verá arrugada, pero si se instala correctamente y de forma adecuada el material, esto no sucederá. El aislamiento de ventanas implica el uso de una amplia variedad de materiales, si no se esta cien por ciento seguro de cuál es el material que servirá mejor a sus necesidades, puede hablar con un empleado de su ferretería local y obtener recomendaciones acerca de los diferentes materiales y su instalación.

8. Consideraciones que se deben para el aislamiento de ventanas

El aislamiento se puede hacer en cualquier época del año, pero se recomienda que las reparaciones sean llevadas a cabo en las temperaturas no inferiores a 20 grados Fahrenheit. La temperatura adecuada en el exterior asegura que el material se adapté a la ventana de manera adecuada, ya que las ventanas se expanden y contraen según las condiciones climáticas y esto puede afectar la forma en que el aislante se adhiere.

Los propietarios tendrán que darse cuenta de que con cada tipo de ventana, hay un método distinto de aislamiento. Además con la variedad de materiales disponibles para estas reparaciones, el propietario tendrá que decidir si él o ella desea invertir en material más caro. Los materiales más costosos son mucho más duraderos en comparación a los materiales de esponja y espuma de menor costo.

Las reparaciones de aislamiento, deben ser revisados de forma regular para garantizar que los materiales todavía están haciendo el trabajo de sellar las fugas de aire. El dueño de la casa debe comprobar, que no haya ninguna fuga de aire ya que de ser así, se debe realizar una nueva instalación de materiales o reparar los ya existentes. Las revisiones de manera regular al aislante, aseguran que todos los esfuerzos del dueño de la casa para hacer las ventanas resistentes al clima, sean efectivas.

9. Costos y ahorros en el aislamiento de ventanas

Muchos pueden darse cuenta, de que ya tienen una serie de los instrumentos necesarios en casa para comenzar el proceso de aislamiento de sus ventanas. Sin embargo, para otros esta puede ser la primera ver que realizan reparaciones en su hogar, por lo tanto, los siguientes costos para realizar el trabajo de aislamiento se basará en todos los materiales necesarios para iniciar las reparaciones que sean necesarias.

Navaja: $ 9,00 a $ 15,00 (dependiendo de la calidad y la marca)
Martillo: $ 6,00 - $ 30,00 (dependiendo de la calidad y la marca)
Cinta métrica: $ 5.00 -$ 25.00 (dependiendo de la calidad y la marca)
Espuma autoadhesiva: $ 4,00 - $ 10.00 (aproximadamente 20 pies de material)

Como se mencionó anteriormente, el tipo y la cantidad de material que se escoja alteran el costo final que pagará el consumidor. Existen en el mercado kits completos de aislado en los que se puede invertir, pero se aconseja que el consumidor lea cuidadosamente el paquete para ver lo que este incluye y revisar que material adicional puede ser necesario. Se debe considerar, no obstante, que la inversión inicial en materiales de aislamiento es realmente minúscula en comparación con los gastos permanentes en los que un propietario va a incurrir si las ventanas no están bien aisladas. Las reparaciones de aislamiento demuestran su valor al consumidor en el ahorro de cientos de dólares cada año la calefacción y la refrigeración de su vivienda.
Artículos Similares
- Limpieza de revestimiento vinílico
La introducción de revestimiento vinílico en la industria de la construcción ha dado a más empresas no sólo una alternativa a la madera o ladrillo. Ha abierto las oportunidades para la fabricación de herramientas para el revestimiento particular. Asimismo, añade el gasto de limpieza de la madera. A pesar que el ladrillo y la madera tienen que ser limpiados de manera regular para mantener su apariencia, el revestimiento vinílico presenta otro "nivel" de limpieza exclusivo de sí mismo.
- Limpieza De Ventanas
- Conversión Del Ático
- Sellado de Ventanas
- Sustitución de Ventanas
- Ventanas De Sótano
- Enmarcado del Baño
- Ventanas Energéticamente Eficientes
- Feng Shui Para su Comedor
- Construcción de Baño