¿Cómo Redactar El Discurso De Mi Boda? Jesus Maria AG

Si estas a punto de contraer matrimonio y todavía no tienes preparado tu discurso de boda, sigue leyendo el siguiente artículo, porque te presentamos las pautas para redactar el discurso con tus propia palabras...

Compañías Locales

Velas Portillo
449 9782276
Madrid 114 Col. España
Aguascalientes, AG
grupo Angels el mejor de el centro del país
971 42 31 cel 449 186 49 27
av convención ote 226 col fco. Guel jiménez tel 971 42 31 cel 449 186 49 27
Aguascalientes, AG
EVENTOS Y BANQUETES COLONIAL
(449)1457247
Av Del Parque 310 , Jardines Del Parque
Aguas Calientes, AG
PUERTA DE HIERRO
(449) 913-8884
av del parque 338
AGUASCALIENTES, AG
Coro de los Ángeles
449-9136627
Avila Pardo
Aguascalientes, AG
fresia
(449) 906-8256
rio rhin 431 colinas del rio
aguascalientes, AG
ARLEKIN audio e iluminacion
(449) 146-6784
Juan Bautista Lasalle # 334 Fracc.Villa Teresa
Aguascalientes, AG
GRUPO MUSICAL ENEMIGOS
(449) 9748784
LAS HORMIGAS 142 FRACC. OJO CALIENTE #3
AGUASCALIENTES, AG
QUINTA EL MEZQUITE JARDIN
(449) 106-8726
av solidaridad 308
AGUASCALIENTES, AG
EVENTOS LA CASTAÑA
(449) 914-3500
quintana roo 508 ,
AGUASCALIENTES, AG

Proveído Por:
Haga click aquí para leer más artículos en Diario De Bodas

DISCURSOS PARA BODAS: PAUTAS PARA REDACTAR TUS PROPIAS PALABRAS

Tu hermano (a), un hijo (a), o un amigo (a) íntimo se casa próximamente y te ha pedido que digas unas palabras el día de su boda. Esa persona está muy ilusionada con la idea, pero para ti ha sido un gran dilema porque no sabes cómo escribir ni qué decir.

Siempre tienes la opción de recitar algún poema o leer alguna fábula maravillosa sobre el amor o la amistad… sin embargo lo que prefieres es poder escribir y dedicar tus propias palabras a los novios, algo más personal, sentimental.

Tal como le comenté a una lectora quien me contactó con esta duda, es muy difícil aconsejar qué escribirle a otras personas, es un tema muy personal y así debe ser enfocado. Nadie podrá escribir esas palabras por nosotros, o sí, pero no es la idea. Sin embargo intentaré darte algunas pautas que quizás te sirvan de ayuda:

• Ya sabes que debes dedicar unas palabras, así que ármate con lápiz y papel y mantenlos a tu lado en todo momento: mientras cocinas, trabajas, estas en la ducha, de compras, en el metro, etc. Sin importar el momento has la práctica mental de tus palabras. Es decir, visualiza tus palabras, aquello que te gustaría decirle, contarle, recordarle. Imagina que se lo estás diciendo, que hablas a solas con esa persona… pero en principio sólo ve pensándolas una y otra vez hasta que sientas que ¡lo tienes! y es hora de escribirlo en papel.

• A veces pensamos que necesitamos algo poético o rebuscado para empezar a dedicar unas palabras, pero con un “te dedico estas palabras porque sencillamente te quiero” basta y sobra.

• Puedes hablar de muchas cosas; siempre se espera que las palabras que se dedican sean cariñosas, cargadas de sentimientos, buenos deseos, referidas al cariño que se tienen, a las alegrías compartidas o a las penas superadas… Son puntos de referencias sobre los que puedes partir.

• Las anécdotas. Si, las anécdotas son las mejores, sobre todo porque ya sabemos lo mucho que se quieren y que le deseas lo mejor del mundo… pero no sabemos (el resto de los invitados) las cosas divertidas, singulares, increíbles. Esas vivencias que hicieron más fuerte los lazos que los unen, o esa trastada nunca confesada… Tu cuenta, que ese día está para reírnos de lo mejor de nosotros.

• Que nada, que no te sale nada. Que sientes que eres un soso escribiendo y deseas decir algo profundo… pues has una cita a un párrafo, una fábula o algún poema que sirva como introducción a tus propias palabras o como broche de oro para concluir.

La verdad yo todavía no he tenido que escribir palabras para nadie en su boda, pero si tuve a dos buenos amigos que leyeron en la mía y he estado en una boda donde han leído una amiga y un sobrino del novio. Y en ambas, los discursos se caracterizaron por plasmar en palabras la forma de ser de cada lector. Que al final es lo que importa: que te conviertas en palabras.

Haga click aquí para leer más artículos en Diario De Bodas