Como Superar Una Separación

Cuando nos incorporarnos en el universo de las interrelaciones humanas estamos involucrándonos con personas que vamos conociendo, proporcionándole la oportunidad de compartir nuestros afectos, sentimientos, amistad...

Artículos Proveído Por:

No nos debe sorprender por tanto, que de repente nos unimos a alguien con quien nos identificamos y catalogamos de especial, capaz de compartir nuestra vida mientras se nos da la oportunidad de permanecer, así como compartir cariño, amor, formar un hogar.

Una vez integrados, tratamos de compartir todo el tiempo con la persona que hemos seleccionado, sin embargo existe la posibilidad de que en cualquier momento ese lazo que se ha formado, se rompa, sede la separación que puede generar diferentes resultados de acuerdo a como lo hemos manejado. Su alcance, repercusiones dependerá como lo hemos cultivado, que tanto hemos permanecido atento.

Desde luego, habrá personas que no estarán preparadas para enfrentar la separación dando paso a situaciones negativas muchas con consecuencias físicas, psicológicas no favorables.

No nos debe sorprender por tanto, que se diga, que lo peor de la separación es toda la incertidumbre que se vislumbra en el horizonte a partir de ese momento, entonces, ¿por donde empezar?, no es fácil salir de la rutina a la que uno ya ha estado acostumbrado.

A todo ello se puede agregar, que una ruptura de pareja tiene efectos similares a lo de la muerte de un ser querido. Cuando esta sobrevive después de una larga enfermedad, se esta preparando para ayudarla. Pero cuando es repentina, el impacto es muy traumático y cuesta mucho recuperarse. Los primeros momentos son muy tristes, mas cuando se le había alimentado intensamente, se le había dado paso a la domesticación, dependencia, cuesta mucho superarse, reponerse.

No cabe la menor duda, que los primeros momentos son muy tristes, pero lo normal es que poco a poco el dolor se mitigue hasta convertirse que el recuerdo no haga daño

Debemos estar preparado para saber manejar adecuadamente nuestras emociones, sentimientos, de tal forma que cuando resucitan hechos como los que estamos comentando no nos afecten, evaluar las razones del por que se dio la separación, que conllevo a tal situación, las emociones son en esencia impulsos para actuar, son planes instantáneos para enfrentarnos a la vida que la evolución nos ha inculcado.

Nuestras emociones más profundas y duraderas, a las cuales llamamos sentimientos y que constituyen la base de nuestra vida afectiva, son necesidades inherentes al ser humano. El movimiento de la vida afectiva tiene dos direcciones: hacia la unión y la dependencia afectiva, o hacia la separación e independencia afectiva. Cuando una persona vive sucesivas frustraciones en su movimiento hacia la unión afectiva -no es recibida o es abiertamente rechazada- su reacción puede ser la de resentirse y adoptar la actitud de indiferencia como mecanismo defensivo. Una defensa creada para evitar sentir el dolor generado por la frustración en su necesidad de dependencia afectiva. Esto implica una inhibición o negación de su sensibilidad afectiva, lo que puede traer como consecuencia dificultades para actuar en forma empática, o para generar vínculos profundos y auténticos por el temor al rechazo, generando una inseguridad en sí mismo dada, su percepción de incapacidad de atraer y retener al otro.

Cuando una persona vive sucesivas frustraciones en su movimiento hacia la separación afectiva, puede sentirse culpable de herir y adoptar una actitud de sensiblería exigente y exceso de susceptibilidad en sus relaciones interpersonales, sintiéndose incomprendida y buscando que las personas que la rodean se hagan cargo de su dolor y frustración, no haciéndose responsable de lo que le pasa.
Cuando la persona presenta carencias en una u otra dirección, en lugar de buscar en sí misma la causa de su dolor y darle solución en su interior, busca malhechores en el medio externo que justifiquen su resentimiento. Su tendencia será a percibir un medio hostil, a manipular las relaciones y el medio externo sin un beneficio para nadie.

Ante esta realidad, es necesario estar bien preparados para afrontar el hecho sin afectarnos, dado a que la vida sigue manifestándose y debemos saberla afrontar con serenidad, sacándole provecho a nuestras equivocaciones y saber a partir del momento en que se manifestó la situación de ruptura no volver a cometer los mismos errores, darle paso a un comportamiento en donde las emociones estén plenamente identificadas. Dar paso a una actitud positiva, evitar pensamientos negativos, mantener una actitud positiva.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com - http://www.articuloz.com/otros-articulos/como-superar-una-separacion-556434.html

Haga click aquí para leer mas artículos de Artiguloz.com

Artículos Similares
- El Divorcio En Los Niños Y Adolescentes
Los padres que se están divorciando se preocupan a menudo acerca del efecto que el divorcio tendrá en sus hijos. Los padres se preocupan principalmente por sus propios problemas, pero a la vez están conscientes de que son las personas más importantes en la vida de sus hijos...
- Infidelidad: Eterno Problema
- El Divorcio
- La Ansiedad en los Niños
- Crisis En La Pareja
- El Divorcio De Los Padres
- Ruptura De La Pareja
- Con Quién Se Quedan Los Hijos
- Los Padrastros o Madrastras
- Nulidad Matrimonial