Temas > Hogar >

Decoración de Interiores

Además de una buena distribución, una elección correcta del mobiliario, los electrodomésticos, los sanitarios y los accesorios del hogar permiten ganar metros en los espacios reducidos...

A la hora de elegir hay que tener en cuenta una serie de aspectos que configuran una adecuada decoración de interiores.

Medidas del mobiliario

Las medidas han de ser proporcionales al espacio, no es aconsejable colocar una mesa de centro muy grande en un salón de tamaño reducido. La forma debe ser la más apropiada, para ganar espacio en un comedor de planta cuadrada es mejor optar por una mesa redonda, mientras que en uno de planta rectangular es preferible usar una rectangular. Y hay que buscar la ubicación correcta para el mueble (para tener espacio de almacenaje extra se puede colocar un armario puente sobre una puerta, siempre y cuando el techo tenga una altura mínima de 260 cm), y el sistema adecuado (las puertas correderas, por ejemplo, dejan más espacio libre que las batientes).

Zonas auxiliares.

Para liberar metros útiles también se puede recurrir a los rincones de la casa que a menudo quedan desaprovechados: los pasillos, los distribuidores, los huecos bajo la escalera, el recibidor... Estos espacios pueden resultar muy útiles, colocando baldas o armarios, e incluso pueden convertirse en un estudio, un planchador o un vestidor.

El orden hace el espacio.

A lo largo de los años se acumula una gran cantidad de objetos que ocupan cada vez más sitio de la casa en detrimento del espacio vital. Se hace necesario entonces recurrir a soluciones prácticas para mantener todo en orden y en definitiva hacer una decoración de interiores que lo propicie.

Dónde y cómo guardar.

En primer lugar hay que decidir en qué estancia del hogar se van a guardar determinados objetos. Por ejemplo, los enseres de limpieza, ¿irán en la cocina o en un trastero? A continuación, hay que analizar qué conviene tener más a mano y qué puede guardarse en un lugar más inaccesible. Siguiendo con el ejemplo de la cocina, conviene tener al alcance de la mano las sartenes, cacerolas, pero también el aceite, la sal y otras cosas de uso diario, mientras que las que se utilizan esporádicamente (una fondee, por ejemplo) pueden guardarse en la parte alta de los armarios. También hay que tener en cuenta qué cosas pueden o deben guardarse juntas o por separado. Así, el aspirador, la escoba y el detergente no deberían estar en el mismo armario que los envases de comida. Por último, habrá que escoger qué muebles son los más adecuados para almacenar determinados accesorios, dependiendo del espacio disponible. Así, los cajones son adecuados para guardar objetos que se quieran tener a mano (Cúb...

Haga click aquí para leer más artículos de Articulosgratis.com