El Efecto Pigmalión

¿Por qué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos?; sin factor sorpresa ni deseo, nuestro cerebro anticipa y anula. Continua leyendo este artículo y conoce más sobre el conocido Efecto Pigmalión...

Haga click aquí para leer más artículos en MediosyRedes.com

Si alguien a quien deseamos nos dice que nos hará cosquillas pero no dónde, sólo con pensarlo se desencadenará todo nuestro interés. Lo que esperamos de los demás o lo que éstos esperan de nosotras, puede provocar un conjunto de acciones que nos lleven mucho más allá de lo que podemos imaginar, en lo mejor y en lo peor. Este principio de actuación a partir de las expectativas, según Alex Rovira, se conoce en psicología como el efecto Pigmalión.

El efecto Pigmalión nace en un texto muy astuto: las Metamorfosis de Ovidio. Pigmalión, fue un escultor chipriota que se enamoró de su obra, a la que, en un rasgo de magnanimidad, los dioses le otorgaron vida. Venus decidió complacer al escultor y dar vida a esa estatua, que se convirtió en la deseada amante y compañera de Pigmalión.

La comedia que G. Bernard Shaw escribió en 1.913 y la película de G. Cukor, My fair lady, 1.964, están inspiradas en él.

Ni siquiera las dos guerras mundiales entre una y otra consiguieron envejecer la traslación del mito, como tampoco los 43 años que han pasado desde el film, nos hace olvidar a una Audrey Herburn convertida en una dama por la esperanza del narcisista profesor Higgins.

La figura de la celestina en casos de enamoramientos también recurre a Pigmalión. Basta sólo que una de ellas susurre al oído del que ama la insinuación del deseo del otro, para que su comportamiento se transforme.

Diversos investigadores han llevado a cabo experimentos para demostrarlo. En educación los psicólogos Rosenthal y Jacobson, en la década de los sesenta, mostraron en el aula cómo, dependiendo de las actitudes que los maestros expresan hacia sus alumnos, éstas influyen sobre su rendimiento. El experimento concreto se puede leer en la página de Internet del final de esta reseña.

Asimismo, dentro del entorno familiar Emil Ludwig, en su biografía de Napoleón cuenta que éste fue convencido desde muy temprano por su madre de que podía realizar cosas extraordinarias. No sabemos cuánta verdad tiene esta afirmación, pero sí podemos comprobar a diario la frustración y el fracaso escolar que se puede generar sobre los hijos cuando éstos no están convenientemente estimulados o no sabemos crearles confianza en ellos mismos.

En el mundo de la empresa, si se tacha de incompetente a un subordinado no se obtendrá el mismo resultado que si se le demuestra que es válido para hacer lo que se le pide.

Si de nuestra salud se trata, el efecto Pigmalión se manifiesta en el llamado efecto placebo. Si nos dicen que con determinada pastilla obtendremos resultados positivos para nuestra dolencia; aunque ésta sea un caramelo, nos hará bien porque confiamos en el efecto prometido.

En economía pasa igual, si muchas personas están convencidas de que el sistema económico se hunde, se hundirá, porque la perspectiva de un suceso tiende a facilitar su cumplimiento.

Tanto para lo bueno como para lo malo este efecto hace de las suyas.

En definitiva, las profecías tienden a cumplirse cuando hay un fuerte deseo que las impulsa. Del mismo modo que el miedo tiende a provocar que se produzca lo que se teme. Por tanto, será mejor que salgamos del miedo al fracaso y nos agarremos a las expectativas favorables que, sobre nosotros, tiene nuestro entorno de afectos. Con la seguridad de que, si lo deseamos, éstos pueden llevarnos a llegar más allá de lo que esperamos.

Haga click aquí para leer más artículos en MediosyRedes.com
Artículos Similares
- El Agua - Terapia Curativa
Así como los pensamientos fluyen hacia tu interior o salen de ti, así también puede actuar un chorro de agua cuando es conducido por tu sistema nervioso. El agua es el elemento estimulante. Tiene el efecto de que alcances una vibración superior, que armonices tu sistema nervioso y seas estimulado así a pensar positivamente. Pero tú también tienes que poner algo de tu parte: tienes que dejar aquello que te preocupa, o bien, según sea la carga, purificarlo y ordenarlo...
- Comer Demasiado Rápido Provoca Sobrepeso
- La Alcachofa: Alimento Amigo De Las Funciones Hepáticas
- Efectos Estéticos y Psicológicos del Acné
- El Cuidado De La Piel
- La Dósis de Alcohol Justa
- ¿Cómo Tratar el Acné?
- Mal Aliento o Halitosis
- Examen de Orina indica Cáncer de Pulmón
- Trucos para Disimular Algunos Kilos