La Eutanasia Para La Mascota

Quizás la acción más bondadosa que usted puede hacer por una mascota que está sumamente enferma o severamente herida y que nunca podrá reasumir una vida de buena calidad es hacer que su Médico Veterinario le induzca su muerte tranquila y humanamente a través de la eutanasia. Estar de acuerdo que a su mascota se le haga la eutanasia es una decisión muy seria que usted tiene que tomar, y raramente es fácil de hacer...

Proveído Por: click aquí para leer más artículos en la página oficial de la AVMA

¿Qué debo hacer?

Su relación con su mascota es especial, y usted es responsable por el cuidado y bienestar de ella. Finalmente, muchos dueños se enfrentan con tomar la decisión de vida-o-muerte para sus mascotas. Tal decisión puede ser necesaria para el bienestar de su familia y de su mascota.

Una decisión acerca de la eutanasia de su mascota puede ser una de las decisiones más difíciles que usted alguna vez debe tomar. Aunque sea una decisión personal, no necesita ser una decisión solitaria. Su Médico Veterinario, sus familiares y amigos íntimos pueden ayudarle a tomar la decisión correcta. No sólo considere lo que es mejor para su mascota, pero también lo que es mejor para usted y su familia. La calidad de vida es igualmente importante para ambas las mascotas y las personas.

¿Cómo sabré cuándo?

Si su mascota ya no puede experimentar más las cosas que disfrutaba, no puede responder a usted en su manera usual, o parece estar experimentando más dolor que gozo, usted puede considerar la eutanasia. Igualmente, si su mascota sufre de una enfermedad terminal o está críticamente herida, o si el costo financiero o emocional del tratamiento rebasa sus recursos, la eutanasia puede ser una opción válida.
Su Médico Veterinario entiende el enlace humano hacia los animales domésticos, puede examinar y evaluar la condición de su mascota, puede valorar sus oportunidades para la recuperación, y puede discutir su incapacidad potencial y los problemas a largo plazo. El o ella puede explicar opciones médicas y quirúrgicas y las posibles consecuencias. Porque su Médico Veterinario no puede tomar la decisión de la eutanasia por usted, es importante que usted entienda en detalle la condición de su mascota. Si cualquier parte del diagnóstico o las posibles consecuencias para el futuro de su mascota no le queda claro, pídale que repita la explicación de nuevo. Difícilmente la situación requerirá una decisión inmediata y normalmente usted tendrá algo de tiempo para revisar los hechos antes de tomar una decisión.
Una vez que la decisión de la eutanasia se ha tomado, usted puede hablar del cuidado de los restos del cuerpo de la mascota con su Médico Veterinario y su familia. Su Médico Veterinario puede proporcionar la información sobre el entierro, cremación, y otras alternativas.

¿Qué hacer si el animal está saludable?

La eutanasia podría ser necesaria si un animal se ha vuelto feroz, peligroso, o difícil de controlar. Un poco de conducta indeseable y anormal puede ser modificada, por eso es importante discutir estas situaciones con su Médico Veterinario.

Limitaciones económicas, emocionales, y de espacio o cambios en el estilo de vida también pueden causar que un dueño considere la eutanasia para su mascota. A veces es posible encontrar otro lugar de residencia para la mascota y esa opción debe seguirse antes de optar por la eutanasia. La eutanasia sólo debe ser considerada cuando no hay alternativas disponibles.

¿Cómo se lo digo a mi familia?

Los miembros de la familia normalmente ya son conscientes de los problemas de la mascota. Sin embargo, usted debe revisar con ellos la información que ha recibido de su Médico Veterinario. El cuidado de medicina veterinaria a largo plazo puede ser una carga que usted y su familia podrían ser incapaces de sobrevivir emocional o económicamente, y esto debe discutirse abierta y honestamente. Anime a los miembros familiares para que expresen sus pensamientos y sentimientos. Aun cuando usted ha llegado a una decisión, es importante que los miembros de la familia, sobre todo los niños, expresen sus pensamientos y sentimientos y estos sean tomados en cuenta.

Los niños tienen cariño especial por sus mascotas. Excluir o tratar de proteger a los niños del proceso de tomar esta decisión porque se piensa que ellos son demasiado jóvenes para entender, sólo puede complicar y prolongar su proceso aflictivo. Los niños respetan las respuestas sinceras, verdaderas, y simples. Si ellos son preparados adecuadamente, los niños pueden normalmente aceptar la muerte de una mascota.

¿Será sin dolor?

La eutanasia a menudo se lleva a cabo en las mascotas por medio de la inyección de una droga que induce a la muerte. Primero, su Médico Veterinario puede administrar un tranquilizante para relajar a la mascota. La inyección siguiente es la droga de la eutanasia, su mascota se pondrá de inmediato, profunda e irreversiblemente inconsciente. La muerte será rápida y sin dolor.

¿Cómo puedo decir el adiós?

El acto de decir el adiós es un paso importante para manejar los sentimientos naturales y saludables de pesar, dolor, y pérdida. Su animal doméstico es una parte importante de su vida y es natural el sentir que está perdiendo a un amigo o compañero, porque usted lo es.
Una vez que la decisión de la eutanasia ha sido hecha, usted y otros miembros familiares pueden querer decir el adiós a su mascota. Darle una última despedida a su mascota por la tarde en su a casa o una visita en el hospital puede ser apropiada para usted y su familia. También debe permitirse a miembros familiares que quieren estar solos con su mascota hacerlo. Las despedidas siempre son difíciles.

¿Cómo puedo yo enfrentar la pérdida?

Después de que su mascota se ha muerto, es natural y normal sentir aflicción y tristeza. Para algunas personas, pasar algún tiempo con la mascota después de la eutanasia es provechoso. El proceso de duelo incluye el aceptar la realidad de su pérdida, aceptar que la pérdida y los sentimientos que la acompañan son dolorosos, y el ajuste a su nueva vida que ya no incluye a su mascota. Al entender el proceso de sufrimiento, usted estará mejor preparado para arreglárselas en su pesar y así ayudará a otros en la familia que comparten esta pérdida.
Hay muchas fases de aflicción, pero no todos las experimentamos en la misma forma. El rechazo puede empezar cuando usted aprende por primera vez acerca de la gravedad de la enfermedad de su mascota o sus lesiones. A menudo, entre más súbita es la muerte, es más difícil aceptar la pérdida.

El enojo y culpa siguen a menudo al rechazo. Su enojo normalmente puede dirigirse hacia las personas que usted ama y respeta, incluyendo a su familia y a su Médico Veterinario. Las personas que enfrentan con la muerte de su mascota dirán a menudo cosas que ellos realmente no quieren decir, hiriendo aquéllos a quienes ellos no quieren herir. Usted puede culparse o culpar a otros por no reconocer la enfermedad más temprano, por no hacer algo más pronto, por no poder permitirse el lujo de otro tipo de tratamiento extenso, o por ser descuidado permitiendo el daño al animal.

Usted también puede sentirse deprimido. Las lágrimas se derraman, hay nudos en su estómago, y usted tiene la percepción que ha agotado toda su energía. Las tareas diarias pueden parecer imposibles de realizar. A veces usted puede preguntarse incluso si usted puede seguir su vida sin su mascota. La respuesta es sí, pero hay tiempos cuando la ayuda especializada puede ser útil para tratar con su pérdida.
Una vez que usted y su familia aceptan la situación de sus sentimientos, usted puede empezar a solucionar y aceptar la muerte de su mascota. Cuando usted ha alcanzado la resolución y aceptación, los sentimientos de rechazo, enojo, culpa, y depresión pueden reaparecer. Si esto pasa, estos sentimientos normalmente serán menos intensos, y con el tiempo se reemplazarán con los recuerdos cariñosos.

Aunque las fases de pesar se aplican en forma general, la aflicción es siempre un proceso personal. Aunque algunas personas tomen mucho más tiempo que otras solucionando las condiciones como rechazo, enojo, culpa, y depresión, cada pérdida es diferente. Si usted entiende que éstas son las reacciones normales, usted estará mejor preparado para arreglárselas con sus propios sentimientos y para ayudar a otros a enfrentar los suyos. A los miembros familiares se les debe volver a asegurar que la pena y la aflicción son las respuestas normales y naturales a la muerte.

Ellos no pueden entender:

La familia a veces bien-intencionada y amigos no pueden darse cuenta de que tan importante era su animal doméstico para usted o la intensidad de su pesar. Comentarios que ellos hacen pueden parecer crueles y sin cariño. Sea honesto con usted y con otros sobre cómo se siente. Si la desesperación aumenta, hable con alguien que quiera escuchar sus sentimientos sobre la pérdida de su mascota. Hable sobre su pena, pero también acerca de los tiempos divertidos que usted y su mascota pasaron juntos, las actividades que usted disfrutó, y los recuerdos que son significativos.

Yo no puedo olvidarme:

Si usted o un miembro familiar tienen la gran dificultad de aceptar la muerte de su mascota y no pueden resolver los sentimientos de aflicción y de tristeza, usted puede platicar estos sentimientos con un profesional especializado que entienda el proceso de duelo, como un especialista en depresión, clérigo, asistente social, médico, o psicólogo. Su Médico Veterinario entiende ciertamente el enlace que usted ha tenido con su mascota la cual ha perdido y puede recomendarle algunos de los recursos en la comunidad, como un grupo de apoyo o líneas telefónicas de consulta.

¿Debo conseguir otra mascota?

La muerte de una mascota puede perturbarlo emocionalmente, sobre todo cuando está implicada la eutanasia. Algunas personas pueden creer que ellos nunca querrán a otro animal. Para otros, una nueva mascota puede ayudarles a recuperarse más rápidamente de su pérdida. Así como el pesar es una experiencia personal, la decisión de cuando, si alguna vez, traer una nueva mascota a su casa también es un aspecto personal. Si un miembro de la familia está teniendo dificultad para aceptar la muerte de la mascota, conseguir un nuevo animal antes que esa persona haya resuelto su duelo puede insinuar que la vida de su mascota era indigna del pesar que todavía está experimentando. Los miembros familiares deben estar de acuerdo con el momento adecuado para adquirir una nueva mascota. Aunque usted nunca puede reemplazar a la mascota que perdió, usted puede obtener otra para compartir su vida.

Recordando a su mascota:

El período del nacimiento a la vejez es mucho más corto para las mascotas que para las personas. La muerte es parte del ciclo de vida. No puede evitarse, pero el entendimiento y la compasión pueden ayudarle, a su familia, y a sus amigos para manejar el pesar asociado con esta. Intente recordar y apreciar mucho los tiempos buenos que usted compartió con su mascota. Usted también puede hacer un monumento conmemorativo de algún tipo o contribuir a una caridad en honor a su mascota.

click aquí para leer más artículos en la página oficial de la AVMA
Artículos Similares
- Viajando Con Tu Mascota
Las personas enfrentamos problemas especiales cuando tenemos mascotas y deseamos viajar. Lo ideal seria que el animal pudiera quedarse en casa, y pedir a un amigo, vecino, o pariente, que fuera a la casa una...
- Infección Respiratoria en su Mascota
- La Salud Respiratoria de su Mascota
- El Sistema Endocrino de su Mascota
- Desintoxicación para Nuestras Mascotas
- Trastornos Digestivos en Nuestras Mascotas
- El Perro - Tu Mascota Ideal
- Cuando Su Mascota Muere
- Mascotas Ansiosas
- Mascotas Celosas