Los Bebés y Los Edredones

Los bebés y edredones parece ser una pareja natural. Ambas palabras evocan imágenes suaves y tiernas.

Cuando se espera un nuevo bebé, no hay mejor manera de conmemorar la ocasión que con una pequeña colcha para la cuna. Desde el más básico "tramposo" de tela que se ve como un edredón pero no lo es, hasta la colcha más compleja y elaborada, se tratan de una expresión perdurable del amor. Es más, la mayoría de los bebés crean una relación especial con ese trozo de tela, una relación tan estrecha que puede durar muchos años. (Muchas madres en alguna ocasión se han preguntado si su hijo llevara a arrastrando su vieja cobijita a la escuela).

Incluso si eres una principiante, este es un gran proyecto para trabajar en durante el embarazo. En las fases de planificación, tal vez deba hacerse algunas preguntas:

¿Le gusta coser a mano o a máquina?
¿Quieres hacer el edredón tan pronto como sea posible o tomarse su tiempo con él?
¿Prefiere relajarse con las técnicas que ya conoce o ver esto como una oportunidad de aprender algo nuevo?

Piense en los materiales que serían adecuados para su clima, los colores que tiene en mente y su estilo de vida. El tema y los colores podrían ser determinados por el sexo del bebé, si lo sabe antes de tiempo. Los tejidos deben ser lavables, duraderos y lo mas importante deben ser suaves; La tela de 100% de algodón es la más popular. A menos que usted sea una persona muy tradicional, no crea que solo puede trabajar solamente con tonos pastel y pequeños grabados. Los bebés aman el color, por lo que intentar algo llamativo y brillante siempre es una buena decisión.

Probablemente usted querrá escoger el modelo y la técnica antes de seleccionar las telas, o quizás ambos aparecerán al mismo tiempo. Puedes buscar en libros para colorear, catálogos de patrones, libros de edredones y tiendas, si necesita inspiración. Si te gusta la técnica de costura de piezas, apéguese a esta. Si la idea para su edredón es el de hacer una colcha alocada, trate de incorporar parches de telas que pueden tener importancia en su familia.

Otra idea es utilizar algodones sólidos o estampados y utilizar aplicaciones con formas de animales o aves en la tela de fondo. Temas como el "Apacible reino animal" o "El arca de Noe" por ejemplo, hacen edredones encantadores. A medida que los bebés crecen, adoraran el identificar a los animales.

Si lo que desea es hacer una frazada rápida para su bebé, revise en su tienda de telas local por una tela "tramposa" ya impresa, con el tamaño adecuado para una cuna, incluso se pueden encontrar telas que vienen con relleno incluido en su tienda local. Con este tipo de telas, lo único que tendrá que hacer es coser los bordes. Otra idea practica es comprar pequeñas cantidades de telas “infantiles” y coserlos juntos. A medida que los bebés crecen disfrutaran ver las diferentes formas y colores juntos.

Existe una gran cantidad de buenos libros y clases disponibles para darle más inspiración y ayudarle con las técnicas. Dos de los mejores libros que pude tener en cuenta son: Edredones de entrega especial por Patrick Lose (C & T Publishing) y edredones para niños de Pam Bono (Watson-Guptill de Publicaciones).

Recuerde que la creación de un edredón para su bebé no exige perfección. Lo que se necesita es que disfrute el proceso. Asegúrese de firmar y fechar su trabajo, ya que este podría convertirse en un legado familiar. Si lo desea, puede lavar ligeramente el edredón antes de presentarlo con mucho amor a su bebé.

Sobre el autor

Barbara Gash vive en Bloomfield Hills, Michigan, es escritora y columnista de costura para el Detroit Free Press.
Artículos Similares