Mejora tu Actitud Yucatan

Una de las preocupaciones más frecuentes en muchas de las empresas con las cuales he colaborado, es el fomentar en sus equipos una mejora de actitud. Contunúe leyendo para conocer más acerca del tema...

Compañías Locales

CENTRO ESPECIALIZADO EN PSICOLOGIA DE LA SALUD
(999)9264145
calle 19 nº 299 b , miguel aleman
Merida, YC
DONDE ESPINOSA ENNA
(999)9445219
c. 42 nº 87 , campestre
Merida, YC
ENRIQUE LOSA PONCE
(999)9482644
c 21 nº 162 36y38
Merida, YC
INIZIO
(999) 987-4473
calle 5 470 , residencial
MERIDA, YC
ALAMINA FLORES JASSIVY PSIC
(999) 943-8356
21-a diagonal n° 319
MERIDA, YC
GUIZAR RAMOS DIANA PSIC
(999) 927-9736
calle 1-h nº 119 x 10-a y 12
CHETUMAL, YC
CENTRO PSICOLOGICO INTEGRAL
(999)9445019
calle 14 nº 233 d , méxico oriente
Merida, YC
ECHANOVE CANO ANA CECILIA
(999)1961305
calle 13 n° 371-b , diaz ordaz ,
Merida, YC
GONZALEZ MENDEZ ANGEL RENE
(999)2718766
calle 48-a nº 365 x 21 , terranova chuburna
Merida, YC
CEDEIP
(999) 285-3553
33 x 20 145 6 , chuburna
MERIDA, YC

Artículos Proveído Por:

Lo mismo sucede en las relaciones de pareja, de padres e hijos, e incluso, de los amigos. Se pide una mejor actitud como si tan sólo fuera una necesidad técnica y, muchas veces, aunque la gente procure mejorarla no logra un cambio substancial y constante.

Debemos entender que la actitud es la acción en consecuencia de lo que siento y pienso. Luego entonces, si una persona pretende tener una actitud amable y gentil, pero no se percata de que lo que siente y piensa va en contra de las circunstancias, lo más probable es que su intención falle.

La comunicación humana comprende los lenguajes verbal, oral y corporal. El lenguaje verbal es lo que expresamos con palabras e impacta 7% de la comunicación. La veracidad de la información será avalada por el lenguaje oral, el cual consiste en el tono, el ritmo y la intención de lo que decimos, y su impacto es del 38%, mientras que el lenguaje corporal está determinado por lo que expresa nuestro cuerpo y rostro, o sea, muestra lo que sentimos, y su impacto en la comunicación es del 55 por ciento. Por ejemplo, cuando alguien te dice que se encuentra bien, pero no le crees porque en realidad su cuerpo y su tono están informándote que lo está pasando fatal.

Cuidar nuestra actitud no consiste en cuidar nuestro comportamiento. Primero es necesario alertarnos a escuchar qué está pasando en nuestros pensamientos. Si ante un cliente me muestro amable o generoso, pero a cambio pienso que es tonto, que estoy perdiendo el tiempo, que quiero irme a casa, que espero que ya se largue y además me importa un comino ayudarlo, algo en mi tono, en mi mirada o en la reacción de mi cuerpo estará expresando lo que siento, más allá de mis palabras. Ahora bien, si me percato de ello y busco la intención sincera de ayudar, de apoyar o de solucionar el problema de la persona con la cual negocio, eso contribuirá a tener una mejor actitud a partir de lo que digo, de cómo lo digo, y entonces mejore la expresión de mi rostro y de mi cuerpo.

Un ejercicio muy valioso es observar a los demás para escuchar poderosamente y así percatarnos de qué está sucediendo. No para corregir a los demás sino para ir más allá de las palabras y, al comprender a la contraparte, ayudemos con nuestra actitud a que la relación fluya mejor. Asimismo, para mejorar nuestra actitud debemos observarnos, buscar los pensamientos más valiosos que contribuyan a construir una actitud más favorable. Si lo que pienso y siento está a punto de hacerme explotar, eso se reflejará en mi cuerpo y en mi tono. Pero si logro un pensamiento más positivo y constructivo, y encuentro más paz y tranquilidad, también lo expresará mi rostro, mi tono y mi cuerpo.

A manera de recordatorio, en una tarjeta escribe: Hoy cuido mi actitud a partir de lo que pienso. O bien, si no es por ese medio, emplea cualquier otra forma como por ejemplo un anillo, una imagen en tu escritorio, o cualquier otra que continuamente te lleve a recordar y a observar tus pensamientos, y así generar una actitud más productiva dentro de ti mismo. Te aseguro que la constante práctica de este ejercicio propiciará una mejor actitud así como mejores relaciones con los demás, con tus proyectos y, en consecuencia, con tu vida.

Te invito a reflexionar sobre el tema y ponerlo en práctica más allá de la teoría. Comprueba sus beneficios y, asimismo, comparte esta información con tus equipos de trabajo, con tus amigos o con quien tú desees, y motívalos a recurrir a esta herramienta, a realizar esta tarea. Ello propiciará más y mejores beneficios en tu entorno.

De: Guido Rosas

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com