PRINCIPIOS DE ÉTICA

Es propio de la ética tratar de fijar principios generales que se autojustifiquen y sirvan de guía de conducta para las personas, por lo que la ética del ejecutivo de finanzas es un elemento primordial para el desempeño de actividades. ...

Proveído Por: 

Es propio de la ética tratar de fijar principios generales que se autojustifiquen y sirvan de guía de conducta para las personas, por lo que la ética del ejecutivo de finanzas es un elemento primordial para el desempeño de actividades. Por ello, el IMEF desarrolló los Principios de Ética del Ejecutivo de Finanzas.  

La idea de que los valores no importan en la economía ha facilitado la instalación de prácticas corruptas, que han causado enormes daños. La progresiva ausencia de conductas éticas en el ejercicio de las profesiones es precisamente aquello que pone de relieve su importancia y urgencia, particularmente tratándose de las actividades que tienen una importante repercusión en la vida de los hombres y sus destinos, como es el caso del ejecutivo financiero, que debe adoptar en su trabajo y gestión una postura de liderazgo que impactará en el comportamiento de los grupos de interés.


Por lo anterior, el IMEF, preocupado por ser una institución actual y consciente de los cambios en un mundo global, ha realizado, en conjunto con la Universidad Iberoamericana, un trabajo que reconoce que el ejecutivo de finanzas ha tomado un papel relevante en la sociedad, sus principales funciones se han multiplicado y su actividad se encuentra cada vez más regulada.


“En el IMEF sentimos que la ética genera valor y debe tener un desarrollo natural. No únicamente como congruencia personal y profesional, sino como una red colegiada que toma decisiones que incrementan la utilidad de operación, que reducen la inversión operativa neta y el costo de capital, y con ello se genera valor”, expone Sergio Ruiz Olloqui Vargas, Presidente Nacional del IMEF.

E n c o n t ex t o

A propósito de la nueva obra bibliográfica del IMEF, Sergio Ruiz Olloqui considera relevante recordar algunas cifras:

• Xerox, de julio de 1999 a febrero de 2001, tiene un cambio en el precio de la acción, de 58.56 dólares a 6.16 dólares, lo que implica un detrimento del 89.5% de su valor.

• El precio de la acción de Ahold pasa, de noviembre de 2001, de 29.40 dólares, a 3.27 dólares, en marzo de 2003, perdiendo 88.9% de su valor.

• Las acciones de Tyco, de diciembre de 2001 a junio de 2002, caen de 58.84 a 12.03 dólares, es decir, 79.5%.


Enron comenzó y ahora no existe como tal. Parmalat y muchas otras siguen la lista de ejemplos. Todos los inversionistas sufrieron
un deterioro patrimonial relevante:

• Confiaron en la administración y en los informes que la misma generaba.

• Confiaron en la independencia y diligencia de los auditores.

• Confiaron en las recomendaciones sin supuesto conflicto de interés por parte de los bancos de inversión y de los analistas financieros.

• Confiaron en que las autoridades serían muy diligentes y actuarían con prontitud en caso de cualquier falta de transparencia, conflictos de interés y/o falta a la reglamentación y a la legislación.


“Todo falló en forma integral en una red complicada, en el mejor de los casos, de resolver, como sucede en un accidente”, señala el Presidente del IMEF.

“Revisando la información disponible, Xerox, de febrero de 2001 a la fecha, ha incrementado su acción en 191.1% y ahora es una empresa de 16,680 millones de dólares. Ahold de marzo de 2003 al último cierre, ha visto incrementar sus acciones en 290.5% y tiene un valor de mercado de 20,070 millones de dólares.

Continuando con los ejemplos, Tyco de julio de 2002 a la última cotización, se ha revalorado en un 171.3%, alcanzando un valor de 64,190 millones de dólares”, dice Sergio Ruiz Olloqui, y plantea que las grandes preguntas son:


¿Se pudo reconstruir la confianza y el valor con tal rapidez?, ¿se exacerbaron los hechos en su oportunidad?, ¿los crecimientos obedecen fundamentalmente por partir de una base muy baja? o ¿el afán desmedido de generar ganancias hace que se olviden acontecimientos graves?


“En el IMEF sentimos que la ética genera valor y debe tener un desarrollo natural. No únicamente como congruencia personal y profesional, sino como una red colegiada que toma decisiones que incrementan la utilidad de operación, que reducen la inversión operativa neta y el costo de capital y con ello se genera valor”, dice el Presidente Nacional del IMEF.

P r i n c i p i o s i n d i s p e n s a b l e s

Partiendo de lo anterior y de más elementos que determinan el desempeño personal que impacta en el desarrollo de las organizaciones, el do*****ento desarrollado en el IMEF plantea 10 principios indispensables, con 100 conductas que fueron extraídas de la normatividad nacional e internacional, tales como:

1. Ley Sarbanes-Oxley.
2. Principios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para el gobierno de las sociedades.
3. Declaración de Principios de Caux Round Table.
4. Código Ético del Instituto Chartered Financial Analyst (CFA).
5. Nueva Ley del Mercado de Valores.
6. Disposiciones antilavado de dinero del 14 de mayo del 2004, publicadas por la SHCP en el Diario Ofi cial de la Federación.
7. Normativa de la National Association of Security Dealers (NASD).
8. Responsabilidad Social e Integridad.
9. Código de Ética Profesional de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB).
10. Código de Mejores Prácticas Corporativas del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).


“Los puntos abordados en la obra van encaminados a respetar altas normas de educación, integridad y excelencia profesional, todo ello en virtud de que las conductas éticas son cruciales para conservar la confianza pública en los mercados y en la profesión fi nanciera”, expone Walter Zehle, Presidente del Comité Técnico Nacional de Ética.

Respuestas a un nuevo en torno

El nuevo do*****ento presenta, en 3 diferentes grupos, los 10 Principios de Ética para los Ejecutivos de Finanzas:


Grupo I. Principios que tienen que ver consigo mismo (intereses, principios, valores y formación del ejecutivo): honradez, imparcialidad, profesionalismo y buena fe.


Grupo II. Principios referentes a la organización (intereses, fi losofía y estrategias de la empresa): transparencia, diligencia, lealtad y confi dencialidad.


Grupo III. Principios que tienen que ver con terceras partes (intereses de las personas dentro y fuera de la empresa y el entorno): trato justo y equidad.

“La intención es exhortar a cumplir con los principios y conductas aquí planteados, para tener coincidencias en un nuevo mundo de negocios global”, refi ere Walter Zehle, y agrega: “Esperamos que cada miembro de este Instituto esté comprometido a actuar conforme a estos principios”.

“Honradez, imparcialidad, profesionalismo, buena fe, diligencia, lealtad, transparencia, confi dencialidad, equidad y trato justo conforman nuestros Principios de Ética del Ejecutivo Financiero, que buscan generar conductas que se traduzcan en hábitos y virtudes”, señala Sergio Ruiz Olloqui Vargas, quien considera que con estos Principios “el IMEF, como Institución de vanguardia, busca
que las próximas generaciones, cuando piensen en principios y valores, piensen en el ejecutivo fi nanciero del IMEF”.


Porque –reitera– en el IMEF están conscientes de que “la ética genera valor y debe tener un desarrollo natural. No únicamente como congruencia personal y profesional, sino como una red colegiada que toma decisiones que incrementan la utilidad de operación, que reducen la inversión operativa neta y el costo de capital, y con ello se genera valor”. “Por lo anterior, en nuestra época se tiene que recobrar la importancia de la ética y se debe atender a los principios éticos, al menos con el mismo cuidado que se pone a los objetivos o resultados fi nancieros, y aprender el nuevo modo de actuación que nuestro tiempo exige”, expone Walter Zehle,
para quien:


“No hay que olvidar que la ética se refi ere, en primer lugar, a las personas concretas, por ser éstas potenciadoras de sus capacidades personales, pero debe partir de la realidad social existente, de los valores a los que se adhieren y de las normas que regulan sus vidas”, concluye.
 

Autor: Adriana Reyes Urrutia
Fuente: Ejecutivos de finanzas

Haga click aquí para leer mas artículos de Tu Decides

Artículos Similares
- Médico Asistente
Con la actual expansión de la industria de la atención de la salud, existe una demanda creciente de la ayuda y el apoyo prestado por el personal médico auxiliar. Una de las ocupaciones de más rápido crecimiento en América, el papel del médico auxiliar ofrece un gratificante futuro como un valioso miembro de un equipo de atención de salud.
- Carrera de Ingenieria de Sistemas
- Enfermería
- Los Cambios Culturales en la Educación
- 10 Claves Para Ganar En Un MBA
- Educación Primaria
- Fundamentos del Superaprendizaje
- Asistente Médico
- Asistente Medico
- Psicología y Educación