Pasos Para el Cuidado de la Piel

La piel del rostro es el espejo de nuestro estado de ánimo, ya que refleja situaciones de estrés, ansiedad, malestar, cansancio o insomnio. De ahí la importancia de mantenerla lo más sana posible. Independiente de cada tipo de piel, deben seguirse al pie de la letra tres pasos indispensables en su cuidado...

Proveído Por:

Pasos para el cuidado de la piel Limpieza: Por la mañana y en la noche con un jabón o una crema limpiadora adecuados según el tipo de piel. Hidratación: Mientras la piel todavía esté húmeda por el enjuague, se debe aplicar una loción o crema suave para retener la humedad. Protección: Los dermatólogos aconsejan aplicarse un protector solar diariamente. Además del envejecimiento prematuro, el sol ocasiona manchas en algunas pieles. Hay gente que sufre de exceso de pigmentación y esto suele aparecer con más frecuencia en la cara y en las manos. No olvide usar un sombrero cuando se exponga al sol. La piel necesita también nutrientes como vitaminas antioxidantes (A, C y betacaroteno) ya que además de mantener la lozanía de la piel, aumentan la resistencia a ciertos variantes de cáncer originados por la luz ultravioleta. Los cuidados según el tipo de piel Aparte de los tres pasos básicos que mencionamos anteriormente, cada tipo de piel requiere de cuidados concretos. Por esto es básico que usted conozca cómo es su piel y actúe acorde a lo que ella necesita: La piel seca es de aspecto opaco y rugoso y suele irritarse con facilidad. Es preciso tratarla con cremas hidratantes y en la limpieza no se deben utilizar jabones ni lociones astringentes, pues ellas resecan aún más la capa córnea de la piel. Para las pieles secas se sugiere el uso de humectantes con un adecuado PH o aquéllos que contengan lactatos de amonio para darle mayor humedad. La piel mixta es aquella en la que existe una zona seca y otra más bien grasa. Es preciso efectuar una rutina de cuidados que tenga en cuenta ambos aspectos: hidratar la zona seca y reducir la secreción sebácea en la zona grasa. La piel grasa es la más difícil de cuidar y la que más dolores de cabeza trae por el mal aspecto que da. Estos son algunos de los malos hábitos que se deben evitar con la piel grasosa: • El uso de productos y cosméticos que dejan una película de grasa. Sólo se deben usar cosméticos testados como no comedogénicos. Es decir que no provoquen acumulaciones de grasa, espinillas, puntos negros o granos. • No llevar una higiene adecuada. Se debe limpiar mañana y noche, con un producto adecuado para cutis graso, mixto o con problemas de acné. • Tomar el sol en exceso. Aunque al principio parecerá que la piel se vuelve más agradable a la vista, después el sol pasa factura y se produce un "efecto rebote". Pero el cuidado de la piel no sólo guarda relación con el tipo de piel que tengamos y las cremas que utilicemos. A continuación presentamos una lista de hábitos, que de seguro contribuirán a mejorar la apariencia de su cutis: • Beba ocho vasos de agua al día. • Evite el alcohol y el cigarrillo. • Aliméntese en forma equilibrada, con mucha fruta y verduras. • Trate de dormir ocho horas diarias. • Utilice jabones que tengan crema humectante • Haga ejercicio. • No se acueste sin limpiar su piel. • Evite ponerse al sol sin protección. Proveido por: LaFamilia.info
Artículos Similares
- Daños Del Sol En La Piel
¿Cuántos de nosotros no disfrutamos un hermoso día soleado? En general, tenemos una buena percepción del sol, pues disfrutamos de un clima cálido y del verano, sobre todo cuando se trata de actividades al aire libre...
- El Cuidado De La Piel
- Tener una Piel Suave, Joven y Tersa
- Cremas y Tratamientos para las Estrías
- Pasos para Prevenir las Arrugas
- Recomendaciones Para Un Buen Cutis
- Productos naturales para el Cutis
- Tratamientos De Belleza Durante El Embarazo
- Las Estrillas
- Remedios Naturales Para La Piel