Temas > Bodas >

Piel Perfecta Para Su Gran Día

Tener un rostro impecable en el día de su boda comienza meses antes de decir "acepto". El cuidado de la piel es la forma más sencilla de garantizar que su cara esté radiante en su boda.

Tener un rostro impecable en el día de su boda comienza meses antes de decir "acepto". El cuidado de la piel es la forma más sencilla de garantizar que su cara esté radiante en su boda.

El primer paso para una piel sana es beber mucha agua. Este es un muy buen hábito para adoptar, ya que no sólo ayudará a que su piel se vea más radiante, sino que también puede ayudarle a sentirse mejor en todo sentido. Cuanto antes comience el hábito de beber mucha agua, mejor se verá su piel el día del evento.

Si usted es tiene tendencia a brotes de acné, si aún no lo ha hecho, este es el momento perfecto para ver a un dermatólogo. Asegúrese ver a un dermatólogo algún tiempo antes de la fecha de su boda, ya que la mayoría de tratamientos de acné pueden tomar varias semanas o incluso meses para tener efecto y producir resultados. Usted también quiere dar suficiente tiempo en caso de que usted tenga una reacción negativa al tratamiento.

Los faciales son otra gran manera de tener su cara más fresca para su boda. La naturaleza relajante de estas mascarillas no sólo ayudará a la apariencia de su piel, sino que también le ayudan a relajarse durante la estresante tarea llevar a cabo una boda. Tenga cuidado si su especialista en estética normalmente realiza extracciones, ya que a menudo esto puede hacer que usted tenga brotes, que es la última cosa que desea aparezca antes de su boda. Por el contrario, usted puede ir a realizarse extracciones de uno o dos meses antes de su gran día y luego regresar para un seguimiento facial sin extracciones unos días antes de la boda. En última instancia, usted querrá discutir su tipo de piel específica para determinar lo que es mejor para su cara.

Probablemente lo más difícil, pero más esencial y que es una buena parte del cuidado de la piel es mucho descanso. Esto va a ser duro, sobre todo en los pocos días que preceden a la boda ya que deberá lidiar con muchos detalles de última hora. Trate hacer lo más que pueda lo más pronto posible para que pueda centrarse en mantenerse bien descansada y relajada los días antes. Asegúrese de tener al menos el día antes de la boda de descanso a fin de garantizar que tenga su cara más fresca en su gran día.