Renault Mégane Confort 1.6 2008

El siguiente artículo nos muestra el modelo Renault Mégane Confort 1.6 2008 un sedán con buen espacio interior, posee un motor de 2.0 litros que te ofrece buenas velocidades...



Esta versión Confort llega al mercado presumiendo de una agresiva relación valor - precio, en virtud del buen espacio interior y diseño sobrio y elegante del Mégane, en un rango de precios más propio de subcompactos premium que de un compacto.
Cambios Exteriores: Salvo por los tapones que cubren a los rines de acero y la falta de insertos metálicos en manijas de puertas el Mégane Confort, luce igual a sus hermanos con motorización de 2.0 litros.Cambios Interiores: Mucho menor equipamiento de conveniencia y materiales más simples y ásperos al tacto denotan su orientación utilitaria y de bajo costo.


Características técnicas y mecánicas
Esta versión del Mégane Sedán equipa el conocido motor de 1.6 litros con 110hp que ya hemos visto en los Clio y EuroClio, dicha mecánica se acopla a una transmisión manual de cinco relaciones.
Por principio de cuentas podría sonar sorprendente que un vehículo del tamaño del Mégane equipe un motor tan pequeño, pero dado el contenido peso del vehículo que es de solo 1,245 kilogramos, el propulsor es capaz de movilizar de forma adecuada.


Al igual que en otras versiones de la gama, la dirección es de asistencia eléctrica, lo que propicia cierta sensación de ligereza, el encendido por tarjeta permanece y el equipamiento incluye sistema de audio con CD y mandos en la columna de dirección, aire acondicionado y cristales eléctricos delanteros.
Evolución Técnica: Adopta el 1.6 litros de 110hp ya conocido en el Clio y un nivel de equipamiento mínimo aceptable en aras de ubicarse como un producto de agresiva relación valor - precio.Puede Mejorar: La sensación de la transmisión y dirección es de cierta fragilidad, pierde muchos detalles de equipamiento de conveniencia con respecto de la versión 2.0 litros. 


Confort
Un aspecto muy cuidado por Renault en este vehículo es el tema del confort, el Mégane es amplio en todas las plazas, los asientos son cómodos y adecuados para viajes prolongados, encontrar una posición de manejo es fácil, algo útil para los trayectos citadinos. Los pasajeros de la fila trasera también disponen de mucho espacio tanto para piernas como cabeza u hombros.
Asimismo la suspensión de ajuste suave es muy benévola al momento de filtrar las imperfecciones del asfalto, por lo que los baches y demás imprevistos típicos de nuestras calles no resultan mucho problema, aunque si hay que decir que algunos ruidos y vibraciones del exterior logran traspasar al interior. Un detalle de suma importancia es que el Mégane Confort 1.6 se  ubica por precio contra vehículos de menor tamaño como lo podrían ser un Toyota Yaris Sedán o un Suzuki SX4 Sedán, el Tiida también puede ser  un rival directo, pero el espacio interior en ese vehículo de Nissan es también un gran argumento a su favor.
Resalta: El espacio y habitabilidad interior por el precio, el equipamiento de conveniencia es suficiente.


Manejo
Debo confesar que tenía mucho escepticismo acerca del comportamiento del Mégane con una planta de poder de menor tamaño al acostumbrado 2.0 litros, pero sorpresivamente hay que decir que el 1.6 se desempeñó de manera adecuada, ciertamente denota falta de torque en la parte baja del tacómetro, lo que propicia que las pendientes no sean el mejor aliado de este Renault. En términos generales el desempeño es suficiente, cuida mucho el consumo de combustible y su mejor elemento está en el tráfico citadino, donde se desenvuelve con confianza y discreción.
La transmisión manual de cinco relaciones tiene un ajuste completamente orientado a proteger al consumo, las relaciones son largas como la cuaresma y se nota una sensación de cierta fragilidad al engranar los cambios, es quizá una cosa de costumbre, pero en primera instancia se nota bastante.


El ajuste de suspensión es orientado al confort, ninguno de los componentes de este vehículo tiene otro enfoque que no sea el de la comodidad, reducción de costos y bajos niveles de consumo. Acometer curvas pronunciadas a grandes velocidades demuestra que la carrocería balancea bastante y que el Mégane es subvirante por naturaleza.
Lo bueno: El desempeño del 1.6 es bastante decoroso gracias al contenido peso del vehículo, la suspensión tiene un ajuste muy orientado al confort. Puede Mejorar: Las relaciones de la transmisión podrían ser más cortas a efecto de tener mejor torque a bajo régimen, la suspensión podría ser algo más rígida para transmitir algo más de confianza y limitar un poco el balanceo.


Capacidad de Carga
La cajuela de 520 litros es excelente, por encima de lo que muchos vehículos equivalentes en precio podrán ofrecer, el Jetta de Volkswagen por ejemplo ofrece una cajuela de 455 litros, haciendo del Mégane de lo más amplio para cargar que hay en el segmento.
Puede Mejorar: En realidad muy poco, el espacio interior y de cajuela del Mégane es de los aspectos mejor logrados por parte del fabricante francés.


Competencia
Si bien es cierto, el precio de este Mégane Confort lo hace competir con vehículos que se ubican en el terreno de los subcompactos premium como el Chevrolet Aveo, Toyota Yaris o Suzuki SX4, la realidad es que sus competidores frontales por segmento serían el Nissan Tiida y el VW Jetta, que dicho sea de paso son súper ventas del segmento.



Contactorubenhoyo@autocosmos.com

Autor: Rubén Hoyo

Haga click aquí para leer mas artículos de Autocosmos

Artículos Similares
- Pueba: Renault Megane II hatchback
Si está buscando un carro pequeño querrá continuar leyendo para conocer los resultados de la prueba hecha al Renault Megane II hatchback...
- La Scénic II
- Renault Megane deportivo
- Renault Megane II
- Renault Megane RS
- Renault Ondelios - Un Ejecutivo
- Megane II Renault Sport
- ¿Cuáles son los Vehículos más Eficientes?
- Megane II Cabriolet
- Renault Mégane Sport Tourer