Trabajo en Equipo

El trabajo en equipo implica el desarrollo y el fomento de un espíritu de cooperación entre los miembros de los grupos con objetivos comunes, tales como las organizaciones de trabajo y grupos deportivos. Por medio de ejercicios y actividades que se centran en puntos tales como la gestión de los conflictos, la solución de problemas, el establecimiento de metas, maximizar los recursos y el apoyo de unos a otros, los miembros del equipo aprenden a trabajar juntos de manera más eficaz y productiva.


1. Construcción de un equipo

Es una paradoja que la creación de equipos es para las personas es necesario para conservar su individualidad, a fin de funcionar de la mejor forma posible, como parte del grupo. Sólo mediante el mantenimiento de su carácter único, ellos desarrollaran la confianza en sí mismos para trabajar en su pleno y especial potencial. Esto les permitirá funcionar de la mejor forma posible dentro del equipo y, a su vez, hacen que del equipo una unidad más efectiva y única.

Un buen líder de equipo reconocerá la necesidad de expresión individual dentro del equipo y alentará a los miembros del equipo para aceptar y tolerar las diferencias que encuentran en sí. Este fomento de la aceptación es un aspecto importante de la gestión de los conflictos que es esencial para el éxito del trabajo en equipo. La necesidad de aceptación debe abordarse abierta y objetivamente, de modo que el equipo aprende a aceptar las diferencias individuales en sus filas.

A través de una variedad de ejercicios de creación de equipos y el aliento permanente, los miembros del equipo pueden aprender a trabajar con sus diferencias sin permitir que esas diferencias se conviertan en problemas que afectan a la labor del equipo negativamente. A medida que crece la tolerancia, cualquier tensión en el seno del grupo resultante de esas diferencias se reducirán y, finalmente, se producen con menor frecuencia. Si bien sus miembros siguen siendo libres para trabajar con todo su potencial como individuos, el equipo tendrá también la función cada vez más como un grupo, es decir, como la suma total de sus partes, una organización especial y distintiva.

2. Actividades para la Creación de grupos de trabajo

El éxito de las organizaciones debe mucho su éxito al trabajo en equipo. El trabajo en equipo eficaz, a su vez, se debe en gran parte a las actividades de fomento de equipo. A través de una variedad ejercicios y juegos para la creación de equipos, las personas aprenden a trabajar juntos como un grupo cohesionado y motivado. Incluso divertirse mientras aprenden!

Hay una gran diversidad de actividades de fomento de equipo que las organizaciones pueden utilizar, y muchas las formas en que pueden utilizarlos. Se puede organizar un evento de equipos específicos, como un campamento, taller o conferencia, que pueden incorporar las actividades en el trabajo ordinario en las sesiones de capacitación y reuniones. Las actividades de fomento de Equipos no se limitan al trabajo. Se pueden utilizar para romper el hielo y añadir diversión en los eventos sociales. También pueden ser construidos en cualquier otra actividad, como conversaciones de la escuela y el trabajo comunitario.

Así como la prestación de asistencia con la motivación, los ejercicios de creación de equipos ayudan a la gente a mejorar sus habilidades de comunicación, los alentamos a la ayuda y el apoyo mutuo, enseñar a respetar sus diferencias e inspirar para desarrollar su potencial individual al tiempo que trabajan juntos para alcanzar el objetivo común del equipo. También enseñan habilidades para ayudar en la resolución de problemas y gestión de conflictos. El fomento las de actividades en Equipo pueden ser prestados por empresas o profesionales desarrollados y presentados como adaptaciones de los muchos ejemplos disponibles en la Internet, en libros y en el marco de programas de formación.

3. Gestión de Conflictos

Si el conflicto se desarrolla dentro de un grupo, es difícil para los miembros de ese grupo, trabajar cooperativa y eficazmente. Lamentablemente, el conflicto es un hecho frecuente de la vida entre los miembros de los equipos, sobre todo en las primeras etapas de creación de equipos, debido a las muchas diferencias entre los individuos. Además de tener diferentes orígenes y una diversidad de puntos de vista sobre cuestiones como la religión, la política y los valores, las personas a menudo tienen diferentes aspiraciones y actitudes en relación con el grupo al que pertenecen. Subgrupos también tienen una tendencia a formar dentro de un grupo principal, y los conflictos pueden desarrollar entre estos grupos, así como entre las personas pertenecientes a los principales grupos.

Los jefes de equipo deben ser capaces de reconocer el potencial de desarrollo del conflicto en el seno del grupo y de ejercer la planificación de la gestión de los conflictos, en un esfuerzo por evitar su evolución. Si, a pesar de esto, hay un conflicto, es probable que tenga un efecto adverso en el rendimiento del equipo, habrá la necesidad de resolver lo antes posible. Métodos de iniciación en la gestión de los conflictos como parte de la construcción del equipo, deben incluir un fuerte énfasis en el mantenimiento de la moral del equipo y el énfasis en el hecho de que cada miembro del equipo tiene un papel importante en el logro de un objetivo común. Los miembros del equipo deben mantenerse al día con la información que afecta al grupo para sentirse parte de ella y que se preocupan por sus logros. Ellos también deben recibir crédito por el buen desempeño y ser alentados a apoyar la labor de las demás. Asegurar que el equipo tiene una buena reputación pública es también bueno para su moral privada. A través de esos métodos de la gestión de los conflictos, los posibles conflictos se pueden evitar, lo que permite el éxito de los equipos.

4. Equipo de Apoyo

El apoyo mutuo dentro de un equipo es una parte importante de la creación de equipos. Cuando los miembros del equipo de verdad disfrutan de las buenas relaciones entre sí, en consecuencia, les resulta mucho más fácil prestarse mutuamente apoyo con los objetivos comunes que comparten. Este apoyo mutuo y la confianza de las personas en el equipo, a su vez, ayudan al equipo a funcionar con más entusiasmo y eficacia.

El éxito de la creación de equipos incluye la capacidad de crear un equipo cuyos miembros individuales traen al equipo apoyo de diversidad característica. Estas características deberían permitir a cada uno de sus miembros dar suficiente aliento y apoyo cuando sea necesario para mantener el funcionamiento del equipo. Si el equipo construido puede acumular en sus equipos con al menos una de cada tipo de persona de apoyo, el equipo será más fuerte y mejor para él. Estos deben ser elegidos durante las etapas iniciales de creación de equipos y debe incluir una persona que puede ser de apoyo emocional y empatía a los otros miembros del equipo y ser un buen oyente, una persona que es capaz de desarrollar un mecanismos de mantenimiento a los colegas con las Noticias e información al día, una persona que es capaz de ayudar con el apoyo técnico y una persona con conocimientos de evaluación que el equipo puede utilizar para dar sentido a problemas específicos. Con esto bien claro, se será un equipo bien equipado para tener éxito en su labor.

5. El Jefe del Equipo

El líder desempeña un papel importante en el fomento y el mantenimiento de las actividades que contribuyen a la creación de equipos exitosos. Una de las principales funciones del líder es el de estimular el equipo para motivarse a sí misma como un todo. Para ello, el líder debe entender lo importante que es animar a los distintos miembros del equipo para encontrar lo mejor en sí mismos, de manera de mejorar ámbitos como la responsabilidad, el crecimiento personal y el espíritu de equipo. Esto ayuda a la creación de equipos para el progreso del equipo para que funcione como una unidad auto-energizante en lugar de en función de la autonomía del líder.

A fin de que la creación de equipos proceda de manera eficaz, un jefe de equipo debe tener una personalidad positiva y buenas habilidades interpersonales. El líder debe también asegurarse de que los miembros del equipo entiendan el trabajo que hay que hacer y cómo hacerlo. Otra parte de la función del líder es garantizar que los objetivos del equipo puedan ser alcanzados. Sin habilidades de ayuda y aliento, un equipo que enfrenta una tarea difícil puede perder la motivación, un líder que es experto en la creación de equipos de saber cómo dividir un todo, en partes realizables. A continuación, los miembros del equipo se dan cuenta de que pueden estar dirigidas hacia cada una de estas pequeñas metas y se sentirán motivados a seguir trabajando hacia el objetivo global.

6. Solución de problemas

Tareas de resolución de problemas son una parte integral de las actividades de fomento de equipo. A través de la búsqueda de soluciones de los diversos problemas que se presentan, los miembros del equipo mejoran su capacidad de trabajar juntos con éxito. Algunos de los problemas se centran en la solución de tareas enérgicas, actividades al aire libre tales como equipo de carreras y tira y afloja la cuerda. Estos pueden proporcionar una combinación de entretenimiento y educación al aire libre en campamentos y talleres. Otras tareas que implican la resolución de problemas son las actividades de reflexión, con los miembros del equipo, trabajan juntos en situaciones como escenarios de supervivencia para concluir la forma en ellos se ayudan y se apoyo entre sí a través de la hipotética prueba. Estas tareas de resolución de problemas son particularmente útiles para la creación de equipos en lugares cerrados (reuniones y talleres) cuando no se dispone de zona al aire libre para actividades más físicas y extenuantes.

Además de ser adecuado para una gran variedad de lugares, las actividades de solución de problemas disponen de muchas actividades con fines para los equipos, que también pueden ser adaptadas fácilmente para a todas las edades y capacidades, desde la escuela de niños a los grupos corporativos. En todos los casos, el papel del facilitador es importante para garantizar que las actividades de la resolución de problemas sean experiencias positivas de los participantes y que ayude a la creación de equipos objetivos. Cuando un ejercicio de resolución de problemas se ha completado, el grupo discute acerca de cómo los participantes se aceraron al problema y la solución proporciona una valiosa experiencia de aprendizaje y una oportunidad para que los miembros del equipo reflexionen sobre los beneficios del ejercicio para la creación de equipos y rendimiento.

7. Creación de un Equipo equilibrado

Cuando se construye un equipo, es importante asegurarse de que las diversas habilidades de sus miembros estén equilibradas entre sí. Una alternativa para la creación de equipos equilibrados es seleccionar un grupo de personas que son expertos en las diferentes áreas. De esta manera usted tendrá un grupo equipado colectivamente con los diversos talentos prácticos y teóricos que se necesitan para lograr el objetivo que esta buscando.

Una vez que haya seleccionado las personas y las habilidades que necesita en el trabajo en equipo, también es importante asignar funciones específicas adecuadas a cada miembro del equipo lo antes posible. Así como las destrezas necesarias, otros factores que influyen en la asignación de cada una de estas funciones pueden incluir cosas como las preferencias individuales de la persona, los intereses y el trabajo de base. Estos factores deberían tenerse en cuenta porque los miembros del equipo que realmente están interesados en sus funciones, funcionarán mucho más eficaz que los que están aburridos con su tarea.

Así como entender su papel, cada miembro del equipo también tiene que ser consciente de las funciones que se han asignado a cada uno de los otros miembros del equipo. Saber todas estas funciones y como se relacionan entre sí, facilita el trabajo en equipo y hace que sea más probable que la gente este dispuesta a ayudarse mutuamente en caso de necesidad. Con las funciones de cada persona claramente definido y entendido, su equipo puede empezar a trabajar como una unidad productiva y eficiente.

8. Motivando el equipo

La motivación es un ingrediente fundamental del éxito de equipos. La motivación debe ser permanente e individual, así como en general. Al dar a cada uno de los miembros del equipo incentivo para seguir trabajando a un alto nivel se reforzará el equipo en su conjunto, con lo cual se mantienen y, a menudo, aumenta su productividad.

Los incentivos pueden ser proporcionados en medios materiales, como recompensas por el esfuerzo y el logro, tanto en los primeros días de desarrollo del grupo de trabajo y después de que el equipo está bien establecido. Querer ganar estas recompensas puede motivar a una persona o un equipo para trabajar bien, especialmente cuando un esfuerzo especial es obligatorio.

Como equipo de trabajo continuo, los incentivos no materiales también pueden proporcionar una fuerte motivación para los miembros del equipo y el equipo en su conjunto. Estos incentivos incluyen un disfrute de los puestos de trabajo, la conciencia de ser un miembro valioso del equipo y la percepción de que están valorando el trabajo de uno. Factores como estos proporcionan la motivación continua de los miembros del equipo para trabajar bien y de forma constructiva. Este tipo de motivación se deriva principalmente del jefe del equipo con la capacidad de crear y mantener un clima en el que los miembros del equipo tienen su trabajo agradable e interesante, y saber que sus aportaciones al equipo son apreciados. Una vez que se establece este clima, se generan las recompensas no materiales que motivan el éxito del equipo de trabajo.

9. Fijación de objetivos en el equipo

La fijación de objetivos de equipo que son desafiantes, pero realistas, hará una contribución constructiva a la tarea de creación de equipos. Un equipo frente a objetivos que no son realistas y, por tanto, inalcanzable, finalmente perderán la credibilidad de tener éxito. Por el contrario, un equipo cuyos objetivos son menos extremas y, por lo tanto, alcanzables, inspiran la confianza en su capacidad para seguir triunfando”.

Un líder que fija metas realistas para los distintos miembros del equipo, ayudara al equipo en su conjunto para desarrollar la capacidad de asumir retos cada vez más difíciles y para superarlos. El individuo puede cambiar la estructura durante la construcción de equipo para alentar a cada miembro del equipo para lograr los mejores resultados personales y, a continuación, para ir más lejos la próxima vez. Cada vez que la persona alcanza la siguiente meta, él o ella serán alentados por este éxito para seguir luchando. Este es un resultado mucho mejor que la fijación de un objetivo poco realista para una persona que probablemente no alcance, y entonces se siente frustrado. La percepción de ser un fracaso disminuye la confianza la próxima vez que la persona se fija una meta, con otro fracaso, es un resultado probable. El equipo de trabajo será mucho más éxito cuando la fijación de los objetivos aumenta en lugar de disminuir la confianza de los miembros del equipo para atender y superar retos. Como resultado de esta confianza de sus miembros para lograr los objetivos, todo el equipo finalmente se inspirara con la creencia de que puede cumplir con el nivel de rendimiento que se le pide.
Artículos Similares
- Formando un Equipo
En el siguiente artículos presentaremos algunos consejos para conseguir el equipo adecuado. Continúe leyendo el artículo para obtener mayor información acerca de la formación de equipos de trabajo...
- Gerencia y Trabajo en Equipo
- Un Buen Equipo De Trabajo
- Desarrolla A Tu Equipo Sin Miedo
- El Estilo Imitativo de un Líder
- Empowerment: Fortalecimiento del Negocio
- ¿Cómo Motivar A Mi Equipo?
- Que tu Equipo te Respete
- Directores de Equipo Vs. Líderes
- El Mejor Estilo de Liderazgo